Guatemala: Leyendas

Guatemala: Leyendas

Guatemala:  Leyendas

This is the Spanish translation of our previous blog “Legends”.

Guatemala es un país donde las leyendas y los misterios forman una parte muy importante de su cultura. La mayoría de sus leyendas son conocidas también en sus países vecinos de Centro América y México, aunque los relatos pueden tener ciertas variaciones.
Existieron en Guatemala legendarias y espeluznantes criaturas que castigaban a quienes cometían algún mal. O al menos así cuentan las leyendas que aún asustan a muchos, como la leyenda de la Llorona, el Sombrerón, la Siguanaba, el Cadejo, y muchas mas .
Estas leyendas hablan de aparecimientos que surgen en el lugar, normalmente de noche, y que tienen forma humana pero faltándole una parte de cuerpo como la cabeza, un brazo, o una pierna.
En la Ciudad de Guatemala se dice que en una casa de espantos vive incluso el demonio, en un lugar que podría ser el Callejón de Soledad, el Callejón del Ánima Sola, o el llano de Gerona. Sin duda, este tipo de leyendas no son propias de Guatemala únicamente. De hecho, este tema pertenece a la mayoría de los países del mundo, y es raro el pueblo que no tenga historias parecidas que se hayan transmitido oralmente entre la población.
El Premio Nobel Miguel Ángel Asturias publicó en el año 1930 “Leyendas de Guatemala”. Este libro recoge las historias Mayas de Guatemala, la tierra natal de su autor, y muestra los estudios sobre antropología que realizó Miguel Ángel sobre las civilizaciones indígenas de Centro América, mientras se encontraba en Francia, en la Universidad de la Sorbona. Según afirma el crítico Jean Franco, este libro ofrece una recreación lírica del folclore de Guatemala, la cual saca su inspiración de fuentes de épocas coloniales y pre-colombianas. Este libro es muy importante para la población guatemalteca, ya que muchos afirman haber vivido experiencias similares a las contadas en él, historias que han pasado de generación en generación durante siglos.
A continuación se mencionan algunas de las leyendas que han llamado la atención de no solo guatemaltecos sino también de extranjeros que por alguna u otra razón se han interesado en las mismas como por ejemplo la llorona.

LA LLORONA

En su versión guatemalteca, la Llorona es el alma en pena de una mujer de origen criollo (descendiente de españoles) o mestiza, pero en ambos casos de un estrato socioeconómico alto. Cuenta la leyenda que la mujer se llamaba María y que, mientras su esposo andaba de viaje, tuvo un amorío con un mozo de su hacienda. María resultó embarazada a causa de esta relación. Angustiada, terminó ahogando a su hijo (en otras versiones son dos o tres) en un río una vez que nació. Se dice que el niño se llamaba Juan de la Cruz. Por este crimen la mujer fue condenada a repetir hasta el fin de los tiempos su grito «¡Ay, mi hijo!», que en ocasiones se transforma en «¡Ay! ¡Dónde está mi hijo! ¡Juan de la Cruz!».
Según la tradición, la Llorona pasea por las calles solitarias y frecuenta los lugares donde hay agua, como piletas, ríos, fuentes o tanques. Sus lastimeros gritos asustan al más valiente y paralizan al pavoroso. Muchos dicen haberla visto y escuchado. Se cuenta que, cuando se la escucha cerca, en realidad está muy lejos, y viceversa. Se dice que no puede ganarse a una persona (es decir, quitarle la vida) si esta usa la ropa interior al revés. Se les presenta a los hombres mujeriegos como una mujer para engañarlos. Se dice que quien le habla pierde la vida y que un hombre acechado por la Llorona se salva únicamente si una mujer le toma la mano, pues el espectro ataca únicamente a hombres solitarios. También se cuenta que, si uno escucha el grito, debe tratar de moverse y no quedarse congelado por el pavor. La persona tiene que huir antes de escuchar el tercer grito o la Llorona se la ganará. Para evitar encontrarse con ella o ahuyentarla, la persona hará bien en rezar al santo de su devoción o repetir las oraciones tradicionales católicas.

Categories
0 Comments
0 Pings & Trackbacks

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons